viernes, 28 de mayo de 2010

Chiroptera; los olvidados y siempre desconocidos Murciélagos

Quisiera hablar de uno de los grupos de mamíferos más olvidados en muchos estudios evolutivos o paleontológicos, los chirópteros o murciélagos. Se trata de un orden que puede ser desestimado en muchos trabajos por poseer un registro fósil incompleto que no ofrece suficientes datos para un estudio o bien desvirtúa las estadísticas seleccionadas por poseer una habilidad muy ventajosa respecto a otros mamíferos como es la capacidad de volar, la cual les permite distribuirse de forma muy amplia a lo largo y ancho del globo, aparecen en casi cualquier tipo de bioma, y frente a cambios bruscos en su entorno tienen más posibilidades de alejarse y buscar hábitat más estables.

La falta de fósiles crea lagunas temporales que dificulta la comprensión sobre el origen y filogenia de estos mamíferos, objetivo de estudio para muchos investigadores. Los análisis morfológicos de los fósiles permitieron un primer acercamiento sobre la evolución y distribución biogeográfica de este clado, pero nuevos análisis moleculares y genéticos realizados recientemente han completado y verificado mucha de esta información.

El grupo Chiroptera se ha separó en dos grandes grupos 1) los Megachiropteros, aquellos murciélagos de gran tamaño, frugívoros de los trópicos en su mayoría diurnos, 2) y los Microchiropteros muchos más numerosos y diversificado que se dividen en numerosas superfamilias, son en su mayoría insectívoros y nocturnos que se caracterizan por la capacidad de guiarse y cazar por ecolocación, emitir ultrasonidos a través de la laringe que les permite situarse en el espacio.

Conocer el origen de estos mamíferos y posterior diversificación a lo largo del globo ha sido clarificado en parte por el trabajo realizado por el grupo de Mark Springer de la Universidad de California:

Teeling EC, Springer MS, Madsen O, Bates P, O’Brien J, Murphy WJ. (2005) A molecular Phylogeny for bats illuminates biogeography and the fósil record. Science, 307: 580-584.

Estos investigadores trabajan con análisis molecular de murciélagos actuales y en sus resultados revelan un dato abrumador, combinando análisis de linajes fantasma con datos de divergencia molecular, estiman que en el registro fósil del orden Chiroptera hay una pérdida de información de entorno al 61% y aún con esta cifra devastadora se ha conseguido obtener un mapa filog‌en‌ético bastante completo que intenta explicar la evolución de este grupo de mamíferos a lo largo del tiempo

Los primero fósiles de murciélagos provienen del periodo Eoceno hace 52-50 Millones de años (Simmons, 2005), un periodo que coincide con el aumento de la temperatura en la Tierra, diversificación de plantas e insectos que favorecerían la expansión de estos pequeños mamíferos por todo el mundo. La localización inicial de los primeros individuos del orden Chiroptera parece ser en Laurasia, el gran supercontinente norteño, en torno a la actual Norteamérica y a partir de allí divergieron en distintas especies y familias por Europa, Asia y centro y Sudamérica no sin pocas lagunas temporales entre muchos de los grupos descritos. Los análisis moleculares han permitido conocer muy bien el grado de parentesco entre unas especies y otras verificando los orígenes y descendencia de unos y otros, de ahí que los datos aportados por este estudio verifican las ideas previas que se tenían de que los Megachiropteros divergen de sus hermanos más pequeños, ya que la falta de mecanismos de ecolocalizaci‌ón se debe a una perdida de esta facultad a partir de un ancestro común (Springer, 2001).

A través de este escrito he querido mostrar un trabajo que a mi parecer aporta gran cantidad de información sobre este grupo de mamíferos tan desconocido pero tan interesante e importante en los ecosistemas, y nos muestra como los análisis moleculares permiten analizar la paleobiogeografía de un grupo filogenético que tiene tantas lagunas temporales en su registro fósil y contribuir así a resolver enigmas evolutivos que por otros medios resultarían casi imposible.

Referencias