sábado, 28 de junio de 2008

La geología y el arte

Cómo estudiante de geología siempre me ha llamado la atención la visión que tiene la sociedad sobre esta carrera. Siempre hemos tenido que sufrir los comentarios de la gente con las típicas preguntas de "¿y eso qué es?" o "¿y eso qué salidas tiene?" o "eso es un coñazo" o "es muy aburrido".

Pero mi interés va más allá del simple desconocimiento de las ciencias geológicas en la sociedad, tema importante donde los haya. Lo que más me llama la atención es cómo está representada la geología en varios aspectos del arte, como el cine, la literatura, el anime o los cómics (porque también es un arte, aunque muchos piensen lo contrario).

Desde los claros ejemplos de Alan Grant y Ellie Sattler, los paleontólogos protagonistas de Jurassic Park hasta el protagonista de Un lugar en el mundo, un geólogo español que viaja a Argentina para buscar petróleo; pasando por la afición a los minerales de Andrew Dufresne, protagonista de Cadena Perpetua, que le lleva a pedir un martillo de gemas para fines no muy científicos; muchos son los flirteos del mundo del cine con la geología, como el caso de la curiosa película El inglés que subió una colina pero bajó una montaña, en la que dos cartógrafos de principios de siglo viajan a un pueblecito escocés para cartografiar el lugar. Allí descubren que la famosa montaña que los habitantes de ese pueblo tanto adoran no es más que una simple colina, con el consiguiente enfado de los pueblerinos.

Más ejemplos de geología, pero ya en otros ámbitos artísticos, es uno de los personajes de The Dig, aventura gráfica donde un grupo de profesionales de distintos medios, parten al espacio a estudiar un extraño asteroide. No he logrado terminar el videojuego pues, cuando el geólogo cae inconsciente casi al comienzo del juego, se pierde todo el interés y toda la magia.

Así podría decir innumerables ejemplos, como el escritor Terry Prachett o cierta alusión a la geología de Marte que se da en un cómic titulado Watchmen, de lo que hablaré en el futuro (cuando el señor Pimentel me lo devuelva). Pero todo a su debido tiempo, pues como dice el Príncipe de Persia (que no es Omid), el tiempo es un océano en la tormenta. Esperemos que llegue la calma (y el cómic a mis manos).


Have a gneiss day!!

5 comentarios:

Chuparrocas dijo...

Como podéis ver en el cartel de "The Dig", uno de los astronautas lleva un martillo de geólogo, nuestra seña de identidad por doquiera que vayamos.

Pimen dijo...

Muy buena la aportación.
Otros grandes conocidos podrían ser Ross Geller, de la famosa y reconocida serie Friends, aunque únicamente dice que es paleontólogo y todos se ríen de él, el grupo de geólogos que se internan en la tierra para alcanzar el núcleo (en la película homónima) siendo pésimo el argumento y la base científica de esta película y un largo etcétera.
Un saludo

Chuparrocas dijo...

Y ahora que comentas "El Nucleo", "Sunshine" también le va a la zaga

Pimen dijo...

Pero creo recordar que en Sunshine no aparece ningún geólogo (por suerte), solo astrofísicos y matemáticos

Manuel Hdez Fdez dijo...

Interesante planteamiento. Este quizás podría ser el inicio de una serie de entradas de crítica cinéfila.

De igual manera que El Pakozoico tiene su "Galería de Paleontólogos de Ficción", nosotros podemos sacar adelante una "Colección de Películas de Geología... o con geólogo".