viernes, 26 de febrero de 2010

Las grullas nos abandonan... hasta el año que viene

Sus espectaculares y ruidosos bandos habían estado esperando ansiosamente que por fin hiciera un buen día para poder ponerse en marcha... Por eso, en este soleado el día centenares de grullas han estado cruzando los cielos de la Complutense en dirección norte. Desde sus cuarteles de invernada en Extremadura (principalmente) se encaminan, como cada año por estas fechas, primero hacia Gallocanta y después hacia sus áreas de cría en el Norte de Europa.

También en esta semana ha comenzado la floración de los almendros, primero muy tímidamente (el tiempo no acompaña), pero en breve comenzarán a adornar nuestro campus con explosivas floraciones blancas y rosadas.

Estos no son más que dos de los acontecimientos desencadenados por el progresivo aumento de las temperaturas desde los fríos invernales que sufrimos hace sólo unas semanas, el cual anuncia la llegada de la primavera.

Pero todavía nos faltan los más preclaros heraldos primaverales. En las próximas jornadas estaremos atentos a la llegada de las golondrinas y los aviones, que después de haber pasado el invierno en las cálidas tierras africanas regresan a casa para criar a la siguiente generación de viajeros alados.

Todos ellos son acontecimientos fenológicos, los cuales se repiten cada año en relación con el paso de las estaciones y que ahora cualquiera puede registrar para colaborar en su estudio, gracias a la Red Fenológica de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife). El objetivo principal, en este momento, de los estudios fenológicos es comprobar si las variaciones anuales en las fechas en que ocurren todos esos eventos están relacionadas con el cambio climático en el que nos encontramos inmersos en la actualidad. Así que ese es un buen motivo para participar...