viernes, 6 de febrero de 2009

Tendiendo puentes entre Blogs y Academia

Hace unos días me topé con un trabajo muy interesante sobre la necesidad de estrechar lazos entre la comunidad de blogeros que hacen divulgación científica y las instituciones académicas:

Batts, S.A., Anthis, N.J. & Smith, T.C. (2008) Advancing Science through Conversations: Bridging the Gap between Blogs and the Academy. PLoS Biology, 6 (9): e240 doi:10.1371/journal.pbio.0060240.

Partiendo de una premisa inicial que afirma que tanto a los investigadores y sus instituciones como a la sociedad en general les conviene que haya una comunicación eficiente entre ambos mundos para un adecuado desarrollo de los avances científicos, en este trabajo se plantean una serie de cuestiones que me parecen de gran interés.

Hay que tener en cuenta que los blogs científicos (los cuales se podrían estimar en unos 1500-2000 a escala global, cifra muy difícil de calcular pues no existe ningún directorio completo y en los que hay parciales se suelen mezclar blogs auténticamente científicos con muchos otros que en realidad hablan de pseucociencia -ovnis, poderes paranornales, etc...-) han logrado hacerse con un nicho pequeño pero muy influyente.

Los blogs son accesibles de manera gratuita, son interactivos y generalmente se escriben para una "audiencia" no especializada. Por tanto, podrían llegar alcanzar un gran impacto en las instituciones de investigación dado que proporcionan un foro de discusión de nuevas ideas, y con acceso libre a todo el público. Incluso algunas de ellas pueden llegar a convertirse en colaboraciones publicables en revistas científicas convencionales.

Dado que la mayoría de los blogeros de flogs científicos son en sí mismos investigadores o expertos en su campo, pueden proporcionar un enlace de características únicas entre la Academia y el público general destilando descubrimientos importantes en un formato accesible e interactivo. Así se conseguirían nuevos avances en lo que debe considerarse una de las misiones principales de las instituciones académicas. Quizás sólo un porcentaje muy bajo de jóvenes entre 12-17 años lean asiduamente blogs científicos, pero está claro que los blogs, dadas sus características, tienen el potencial de alcanzar a este grupo de edad, el cual es muy importante pues se encuentran justo en el momento donde resulta más fácil potenciar un alto grado de interés por una futura carrera en el mundo de la Ciencia. Por ello, hay quien opina que:
"blogging has become really inseparable from academic life in a lot of respects"
o
"blogging allows me to fulfill the academic mission in another way wich narrowly focused journal cannot"
Como parte de una comunidad científica con unos niveles de conectividad, instantaneidad, interactividad y alcance sin precedente hasta ahora, los científicos blogeros pueden ayudar a las instituciones académicas a sacarle partido a una poderosa herramienta para la diseminación de conocimientos científicos.

Una de las ventajas de los blogs es que pueden alcanzar grandes "audiencias" con rapidez. El ejemplo más patente de esto se puede ver en uno de los blogs científicos más populares, Pharyngula, que se inició como una herramienta de enseñanza en una asignatura y ahora recibe alrededor de un millón y medio de visitas y miles de comentarios cada mes. Esto es algo que deberían tener en cuenta todos aquellos que se dedican a la literatura científica.

La relación triangular existente entre la Tecnología de la Información, la Ciencia y la Sociedad (de Science in the 21st Century).

A pesar de todas estas ventajas, las instituciones académicas se han mostrado muy lentas a la hora de apreciar los blogs como medios valiosos para facilitar la discusión sobre ciencia, como puede verse reflejado en la falta generalizada de blogs institucionales o de académicos establecidos en la blogosfera (y esto lo dicen los autores refiriéndose únicamente al contexto Norteamericano; si miramos el contexto español se nos caería el alma al suelo).

Los autores de este trabajo proponen una serie de posibilidades que podrían aplicarse sin demasiada dificultad y las estructuran en dos grupos principales: medidas que surgen a partir de lo que hacen (o han hecho ya) los blogeros y medidas que surgen como iniciativa de las instituciones. No obstante, la naturaleza descentralizada de la blogosfera y su libertad de flujo de la información se ha reflejado en que hasta la fecha la inmensa mayoría de las iniciativas para aunar blogs y universidad ha sido del primer tipo.
Entre las primeras, la manera más fácil que plantean para que una institución inicie sus andanzas en la blogosfera sería la creación de un directorio con todos los blogs que sean autoría de su profesorado y alumnado (incluyendo a los ex-alumnos), clasificados en función de una serie de palabras clave. También podría incluso crear una plataforma institucional para la creación de nuevos blogs, o preparar subdirectorios con blogs en temas similares. El ejemplo más sobresaliente al respecto es que nos ofrece la Universidad de Stanford con su Stanford Blog Directory, que incluye enlaces a más de 150 blogs internos y externos de todos los colectivos implicados en la universidad. Este tipo de iniciativas generan beneficios para ambas partes, pues la institución incrementa la visibilidad de los trabajos que realizan sus investigadores y los blogeros obtienen una "audiencia" casi inmediata a partir de la página web de la universidad. La existencia de un directorio de estas características de seguro que animaría a un creciente número de profesores e investigadores a iniciar las tareas de difusión de sus trabajos a la sociedad por medio de esta herramienta.


Una posibilidad que, en cierto modo, está relacionada con la anterior, sería la creación de un agregador de entradas publicadas en los diversos blogs del personal universitario y sus alumnos. De esta forma todas las entradas escritas en los diferentes blogs aparecen en la página principal del agregador. Esta opción es la que sigue el Oxford Internet Institute.

De una manera similar, las universidades también podrían incentivar la creación de blogs centrados en torno a la actividad de algunos de sus institutos de investigación, como por ejemplo hace la Universidad de Yale con Rudd Sound Bites, el blog cooperativo del Yale University's Rudd Center for Food Policy and Obesity Research. Este blog no está oficialmente patrocinado por la universidad, pero está escrito por personal del centro que envía sus entradas a un editor centralizado para su aprobación y un formateado mínimo.
Otra posibilidad es la colaboración entre instituciones para la creación de blogs conjuntos, permitiendo obtener una herramienta común para la realización de una misión compartida. Este es el caso de The Berkeley Lab Energy and Environmental Research Blog, que auna al Departamento de Energía de los Estados Unidos y a la Universidad de California en Berkeley para proporcionar noticias sobre cambio climático y su influencia de la política energética del país.

En el sentido contrario, también las instituciones académicas pueden tomar l
a iniciativa para establecer una serie de directrices que ayuden a esta integración con la Blogosfera. El ejemplo más sencillo podría ser simplemente invitando a una serie de expertos a crear blogs específicos asociados a la Universidad. Dentro de un marco de estas características sería necesario establecer claramente las expectativas de ambos (universidad y experto) acerca de formato, contenido, objetivos, nivel de compromiso, etc...

La única dificultad que podría surgir a la hora de potenciar el desarrollo de una mayor interconexión entre blogs e instituciones académicas puede venir dado por la dificultad de introducir medidas de control de calidad en los blogs científicos. No obstante, dadas los niveles de autorevisión que se están viendo actualmente en la blogosfera científica, parece poco
problema que exista una problemática real al respecto.

Finalmente, los autores proponen que la relación ideal entre blogs y universidad podría ser una en la cual los primeros se utilicen como herramientas para el desarrollo de ideas y foros de discusión de información científica actualizada y fiable, mientras que la segunda actúe otorgando una autoridad moral (que no podrán nunca alcanzar los blogs pseudocientíficos) y creando redes entre sus diferentes blogs.

Resulta necesario que se inicie una conversación entre las diferentes partes pues ambas comparten objetivos y pueden trabajar juntas para alcanzar el nivel de cultura científica que requiere nuestra sociedad.

1 comentario:

Pimen dijo...

Como siempre un tema muy interesante, Manuel, que leere detenidamente cuando termine los examenes porque creo que merece la pena.